Saltear al contenido principal
Accidentes Turísticos En El Extranjero: ¿cómo Actuar Legalmente?

Los accidentes turísticos en el extranjero son relativamente frecuentes. Desde imprevistos sin demasiada importancia, como el incumplimiento de un contrato de alquiler de vehículo o de hospedaje, hasta eventos más graves como una enfermedad o accidente en circulación. Cualquiera de estos contratiempos puede dar al traste con unas vacaciones. De modo que es importante ser previsor.

Frente a esta clase de accidentes, nuestras opciones son principalmente dos.

  • Desde el punto de vista preventivo, podemos contratar un seguro de viaje. Debemos leer atentamente la póliza del seguro para conocer los detalles de su cobertura, pero en todo caso puede minimizar el impacto de un percance, especialmente en materia sanitaria.
  • Desde el punto de vista reactivo, podemos contratar a un abogado especialista en accidentes turísticos en el extranjero. Sea desde el mismo instante en que volvemos al hogar o a distancia, desde el lugar en que nos encontremos, un abogado especializado en accidentes turísticos en el extranjero puede ayudarnos a restablecer nuestros derechos.

Veamos qué percances pueden amenazar un viaje vacacional y cómo puede ayudarnos un abogado especializado a resolverlos.

Accidentes de circulación en el extranjero

La forma de afrontar un accidente de tráfico en el extranjero dependerá del lugar donde nos encontremos. Por ejemplo, si el accidente se ha producido en la Unión Europea, los trámites a realizar serán muy similares a los que seguiríamos en España.

Fuera de la Unión Europea, la complejidad de la tramitación del accidente dependerá de los convenios suscritos entre el Estado donde se produzca el accidente y España. Esto hará que las gestiones sean, por lo general, más complejas.

En ambos casos convendría buscar asistencia jurídica especializada. Y, por supuesto, lo primero que tendremos que hacer es acudir al médico.

Inmediatamente después del accidente deberíamos contactar con la autoridad competente y, si el alcance ha sido de gravedad, con el Consulado. También habrá que contactar con la compañía aseguradora y, a ser posible, con nuestro abogado.

Los primeros pasos del proceso se realizarán en el lugar del accidente. Básicamente se trata de recabar información (identificación de los implicados, documentación médica, circunstancias del accidente…) y comunicarla a las aseguradoras de los involucrados en el accidente.

Generalmente podremos terminar las reclamaciones en España. Sin embargo, lo mejor es contar con un despacho jurídico que tenga delegaciones en el extranjero, ya que en ese caso podremos recibir su asesoría sin necesidad de desplazarnos o esperar.

El procedimiento de reclamación por accidentes de tráfico en el extranjero

Los procedimientos de reclamación de cada Estado pueden variar. En muchos casos existen disposiciones armonizadas, como ocurre en la Unión Europea o en los países firmantes del Convenio Multilateral de Garantía. Pero en otros casos podemos encontrarnos con procedimientos divergentes.

Generalmente, en estos Estados necesitaremos la carta verde y/o el Permiso Internacional de Conducción. Conviene consultar el régimen aplicable en el país de destino antes de iniciar el trayecto, para lo cual necesitaremos concertar una cita con nuestro abogado de confianza.

También hay que tener en cuenta que el procedimiento y responsabilidades derivados de un accidente de tráfico dependerá en buena medida de las circunstancias del mismo. No estaremos ante el mismo escenario si somos conductores, acompañantes, pasajeros, responsables del accidente o no… En definitiva, conocer nuestros derechos y los pasos a seguir dependerá de la situación en que nos encontremos.

De todos modos, lo más común es que el propio seguro se haga cargo de los gastos médicos, por lo que, en todo caso, lo más urgente es acudir al médico. Especialmente en el caso de que haya heridos.

Otros accidentes turísticos en el extranjero: lesiones y enfermedades

El principal problema de sufrir una lesión o enfermedad durante las vacaciones radica en que necesitaremos asistencia sanitaria. Y dependiendo del lugar donde nos encontremos será más o menos fácil acceder a la misma.

Generalmente, recibir asistencia facultativa representará costes elevados. Además, tendremos que hacer frente a la barrera lingüística y encontrar instalaciones adecuadas, lo que puede no resultar sencillo.

Contratar un seguro de viaje e informarse sobre el sistema sanitario del país de destino antes de salir puede ser clave para afrontar este tipo de situaciones. Pero también será importante explorar, una vez recibida la atención médica, la causa de la lesión.

A fin de cuentas, una caída debida a las condiciones del entorno, un accidente durante la realización de actividades de ocio o una enfermedad derivada de una intoxicación alimentaria (por ejemplo), pueden dar lugar a una indemnización. Lo mismo ocurrirá si el seguro se desentiende de nosotros y no nos presta la asistencia que garantiza su póliza.

En todos estos casos convendrá estudiar el caso con la ayuda de un abogado especializado en accidentes turísticos en el extranjero, que analizará las irregularidades concurrentes y, en su caso, reclamará nuestra indemnización.

Incumplimientos contractuales y otros percances vacacionales

Menos graves que las lesiones personales son las lesiones patrimoniales. Y lo cierto es que este tipo de percances suelen ser más habituales. Hablamos, por ejemplo, de:

  • La cancelación de un desplazamiento o parte del mismo.
  • El incumplimiento de contratos. Por ejemplo, cuando el alojamiento turístico contratado no existe o no cumple las expectativas ofrecidas a través de su publicidad.
  • El incumplimiento en paquetes de viajes pre programados o la cancelación de visitas y otras actividades.

En estos casos, por lo general, entrará en juego la normativa en defensa de los consumidores y usuarios. La Unión Europea cuenta con normas más o menos armonizadas que, dependiendo del incumplimiento en cuestión, nos ofrecerán unas u otras soluciones.

Un abogado especializado en accidentes turísticos en el extranjero sabrá reclamar la correspondiente indemnización, que generalmente cubrirá el importe abonado y los daños y perjuicios derivados.

¿Necesita un abogado especializado en accidentes turísticos en el extranjero?

En definitiva, los accidentes turísticos en el extranjero son habituales y pueden suponer un revés para nuestras vacaciones. Afortunadamente, el sector turístico se encuentra regulado con cierto nivel de detalle.

Por tanto, ante cualquier percance (sea personal o contractual) podremos acudir a un abogado especializado en accidentes turísticos en el extranjero para solicitar asesoría y asistencia. Aunque la respuesta concreta en cada caso dependerá de muchos factores (país en el que se produce el contratiempo, contratación o no de seguros previos, tipo y gravedad de la lesión…), nuestro abogado se encargará de encontrar la mejor forma de reparar el daño.

Contacte con nosotros si necesita asesoramiento en la materia. Nuestros abogados especialistas en accidentes turísticos en el extranjero podrán prestarle asistencia a distancia y presencialmente, para que no se encuentre en situación de desamparo ni siquiera en destino.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
×Close search
Buscar