Saline Filled Breast Implants

TÜV, el organismo alemán encargado de la certificación de los implantes mamarios PIP, ha sido condenado el pasado 20 de enero de 2017 por el Tribunal de Comercio de Toulon en Francia, a indemnizar con 3.000€ a 20.000 demandantes, víctimas todas ellas de las prótesis fraudulentas.

Se trata de un procedimiento distinto al nuestro y que se encontraba en una fase más avanzada; pese a que se trata indudablemente de una buena noticia, que celebramos, hay que ser prudente con las expectativas ya que dicha sentencia será probablemente recurrida ante la Corte de Apelación (que podría revocar dicha sentencia, como ya lo hizo con la primera sentencia favorable de 13 de noviembre de 2013); hay que seguir esperando por lo tanto a que el Tribunal de Justicia Europeo y la Corte de Casación francesa se pronuncien sobre el asunto PIP.

Esta entrada también está disponible en: Inglés

This Post Has One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Search