Vanveenjf 1141147 Unsplash

Las mallas vaginales son dispositivos médicos utilizados habitualmente para tratar el prolapso de órganos pélvicos y la incontinencia urinaria de esfuerzo. El material con el que se fabrica suele ser el polipropileno, el mismo con el que se realiza el empaquetado de ciertos alimentos, y existen más de 100 tipos distintos.

Cerca del 50% las mujeres experimentan en su vida algún tipo de prolapso o caída de órganos pélvicos, a consecuencia de múltiples embarazos y partos, que producen un gran estrés en el suelo pélvico de la mujer. De ellas, más de un 10% necesita cirugía, pudiendo serle implantada una malla vaginal.

Sin embargo, algunas de estas mallas han resultado defectuosas, causando gravísimos daños a las mujeres portadoras, tales como fuertes dolores abdominales crónicos, hemorragias, infecciones, problemas psicológicos de ansiedad y depresión, pérdida de la capacidad de mantener relaciones sexuales, imposibilidad de moverse con normalidad, de permanecer sentadas e incluso de volver a trabajar.

Miles de mujeres son víctimas de este dispositivo en todo el mundo.

En Estados Unidos, por ejemplo, el escándalo estalló ya en 2008, cuando la Agencia para los Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos, FDA, recibió miles de reclamaciones. En 2014 se lanzaron más de 22.000 demandas contra uno de los principales fabricantes de este dispositivo, la empresa American Medical Systems. Para resolver semejante litigio, Endo International Plc, la sociedad madre de aquella, decidió destinar 830 millones de dólares a indemnizar a las víctimas por las lesiones sufridas.

Se han iniciado acciones judiciales en otros países, como Reino Unido y Australia.

Existen varias marcas y fabricantes afectados por este escándalo, como American Medical Systems Monarc Subfascial, C.R. Bard Inc, o Ethicon de Johnson & Johnson, entre otras.

Las mallas vaginales fabricadas por estas compañías se distribuyen e implantan de manera habitual en España, algunas de las cuales resultan ser defectuosas.

 

BCVLEX Abogados está estudiando casos de varias víctimas, que darán lugar a las pertinentes acciones judiciales si el vínculo de este producto con los daños sufridos se demuestra.

Si usted es víctima de daños producidos por la implantación de una malla vaginal, tiene derecho a reclamar una indemnización.

Póngase en contacto con nosotros si quiere que estudiemos su caso sin ningún compromiso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Search