Saltear al contenido principal
Un Español Entre Las Víctimas Del Accidente De Aeromexico

Un avión comercial de la compañía Aeroméxico se estrelló el 31 de julio de 2018 en Durango, al norte de México. Poco antes de las 16.00 de la tarde (hora local) y minutos después de despegar, la aeronave (un Embraer 190 de fabricación brasileña) cayó dentro del polígono del aeropuerto, ubicado a unos 40 minutos del centro de la ciudad.

En el vuelo AM2431, con destino a Ciudad de México, viajaban 99 pasajeros: 88 adultos, nueve menores y dos infantes, además de cuatro miembros de la tripulación. «Lo más importante es que no tuvimos ninguna persona que haya perdido la vida», ha dicho en una conferencia de prensa el gobernador del Estado, José Rosas Aispuro. El secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, ha asegurado que 98 personas fueron tratadas en diferentes hospitales tras el incidente.

Alejandro Cardoza, portavoz de la Agencia de Protección Civil del Estado, ha detallado que «muchos pasajeros lograron abandonaron el avión por su propio pie». El herido más grave es el piloto, Carlos Galván Mayrán, de acuerdo con las autoridades. La tarde de este martes estaba siendo operado de emergencia en un hospital de la localidad por una lesión cervical. «Se reporta grave, pero estable», ha indicado Rosas Asipuro.

Entre los pasajeros había un pasajero español. Se trata de José Manuel Pulgar Hidalgo y, al igual que el resto de personas a bordo, sobrevivió a lo que podía haber sido una catástrofe, todo ello tras haber ayudado a evacuar el avión en llamas.

José Manuel se embarcaba en un largo viaje que, tras varias escalas, terminaría en su natal Pola Lena (Asturias). El primero de los trayectos era breve, apenas una hora y media para conectar Durango y la capital azteca, con el vuelo 2431 de Aeroméxico. Las condiciones meteorológicas eran adversas. Fue al coger altura cuando se dio cuenta que el avión intentaba volver a aterrizar. Eso le pareció raro, pero todo lo que vino después fue tan rápido que apenas le dio tiempo a procesarlo. Fue cuestión de segundos, cuando quisieron enterarse, ya sintieron un golpe enorme en los laterales.
Afortunadamente, y al margen de la dura experiencia, José Manuel parece haber sufrido solo heridas superficiales.
***
BCV Lex es un despacho dedicado de manera prominente a la defensa de víctimas de accidentes aéreos.  Algo largo de más de veinticinco años hemos asistido a miles de víctimas directas e indirectas de catástrofes aéreas. Contamos con una extensa red mundial de Abogados y profesionales especializados en derecho aeronáutico. En México colaboramos con el Profesor y Abogado Don Rodrigo Soto Morales. En Brasil mantenemos una estrecha relación con el despacho de Leonardo Amarante. Más información sobre nuestra experiencia aeronáutica aquí y aquí.

 

Esta entrada también está disponible en: Français English

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
×Close search
Buscar