Productos Farmacéuticos Defectuosos

¿Qué responsabilidad tiene el fabricante por productos farmacéuticos defectuosos? Actualmente, cada vez se producen más avances médicos, y  cada vez consumimos más productos de esta clase que en teoría están destinados a mejorar nuestra salud. Sin embargo, la constante exposición a  medicamentos puede tener unos efectos adversos, pudiendo incluso llegar a causarnos secuelas irreversibles.

Algunos casos en España de medicamentos o productos farmacéuticos defectuosos

  • Talidomida: fue introducido en el mercado como sedante y calmante en 1957. En España fue retirado del mercado en 1963 puesto que se demostró provocaba malformaciones en los hijos de las mujeres que habían ingerido dicho fármaco, especialmente en brazos y antebrazos.
  • Agreal: se comenzó a comercializar para mitigar la sofocación generada por la menopausia. En España, en el año 2005 se suprimió su venta y, posteriormente, en 2007, la autoridad europea del medicamento aconsejó su retirada del mercado europeo.
  • Vioxx: este analgésico salió al mercado en 1999 y fue su propio fabricante el que decidió retirarlo del mismo en el año 2004, tras descubrirse que producía daños cardiovasculares. Este fármaco podría haber producido entre 88.000 y 140.000 problemas cardiacos en Estados Unidos, según un estudio publicado en ‘The Lancet’.

¿He sufrido daños a causa de productos farmacéuticos defectuosos o en mal estado, puedo reclamar?

  • ¿Qué se considera un producto defectuoso?

Según la interpretación que ha hecho la jurisprudencia de la Ley de Consumidores y Usuarios, se pueden diferenciar principalmente tres tipos de productos defectuosos por:

  • Fabricación: hay una divergencia entre la realidad del producto y el diseño previsto para ese producto, normalmente tiene lugar por un fallo en la fabricación.
  • Diseño: el producto ha sido fabricado siguiendo el diseño original, sin embargo, este diseño provoca un riesgo de daño, que se hubiese podido evitar o disminuir mediante otro tipo de diseño.
  • Falta de información o advertencia: el riesgo de daño de un producto, no aparece debidamente especificado en las instrucciones que proporciona el fabricante del mismo.

 

  • He sido víctima de un producto defectuoso, ¿De qué plazo dispongo para interponer una demanda?

La acción de reclamación por los daños y perjuicios sufridos por producto defectuoso prescribe a los 3 años, y el plazo comienza a contar, en principio, desde la fecha en que el perjudicado sufrió el perjuicio, ya sea por defecto del propio producto o por el daño que éste le ocasionó a su salud.

Por otro lado, la responsabilidad del fabricante, distribuidor y/o vendedor se extingue a los 10 años, a contar desde la fecha de puesta en circulación del medicamento causante del daño, a no ser que en ese periodo el perjudicado hubiese interpuesto acción contra éstos.

  • ¿Puedo recibir una indemnización por daños físicos y morales?

Una persona que sufre un daño a causa de este tipo de productos defectuosos tiene derecho a percibir una indemnización a tenor de la Ley de consumidores y usuarios.

Con respecto a la cuantía, de la indemnización de los daños materiales se deduce una franquicia de 500 euros. Además, la responsabilidad civil global del fabricante por muerte y lesiones personales causadas por medicamentos defectuosos idénticos que presenten el mismo defecto, tendrán como límite la cuantía de 63.106.270,96 euros.

  • ¿Cómo puedo reclamar?

El consumidor perjudicado por alguno de estos medicamentos o productos farmacéuticos defectuosos que quiera reclamar tendrá que probar el defecto del medicamento, el daño producido y la relación de causalidad entre estos dos. Por ello es importante:

  1. Consultar con su médico

Si usted se ha visto afectado por los efectos adversos de este tipo de productos farmacéuticos defectuosos, póngase en contacto con su médico para obtener información sobre el producto que le ha causado los daños.

  1. Contactar con un despacho de abogados especializado en este ámbito

Asimismo, es recomendable seguir esta serie de indicaciones:

  • Tomar precauciones: guardar todo tipo de documentos médicos, recetas médicas, facturas de los medicamentos comprados, y otros gastos etc.
  • Vigilar los plazos previstos en la ley y no retrasar el proceso. No presentar una reclamación a tiempo puede dar como resultado la pérdida de su derecho a recibir una compensación.
  • No proporcionar información ni documentacióna ningún representante del fabricante o sus aseguradoras sin haber contactado antes con un abogado, ya que esto puede afectar a la reclamación y a la estrategia procesal.

¿Por qué es necesario contar con el asesoramiento jurídico de un profesional en la materia?

Se podrá efectuar una  reclamación indemnizatoria cuando se pueda demostrar que existe una responsabilidad. Es por ello necesario que un abogado habituado a tratar este tipo de asuntos, que muchas veces son complejos, entre otras cosas, por la colisión de sistemas jurídicos de distintos países, estudie su caso en detalle para saber si puede reclamar y, sobre todo, cómo debe hacerlo.

Esther Abellán
Abogada en BCV Lex

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Search