Saltear al contenido principal

El transporte de mercancías, ya sea por tierra, mar o aire, es una actividad esencial en nuestra sociedad moderna.

Los productos transportados han de recorrer en ocasiones grandes distancias, y llegar a su destino en el momento previsto. Cualquier retraso inesperado puede generar daños en el propio producto -si por ejemplo es perecedero- o retrasos en la cadena de producción del destinatario, lo que puede conllevar daños materiales y económicos importantes.

Cada imprevisto que se produce durante el desplazamiento de una mercancía (sea un retraso, una pérdida o un mercancía dañada), debe ser analizado cuidadosamente por el operador afectado y debidamente asesorado, a los efectos de reclamar a los responsables y/o a sus aseguradoras para la reparación de los daños causados.

¿Se encuentra con un problema en materia de transporte de mercancías, ya sea por vía terrestre, marítima o aérea? Contáctenos y estudiaremos su caso de forma gratuita y sin compromiso.

Noticias relacionadas

Volver arriba
×Close search
Buscar