Pexels Photo 120255

Viajar ha pasado de ser un lujo al alcance de unos pocos a una actividad casi rutinaria, especialmente cuando hablamos de viajes de placer. Pero, y a pesar de su habitualidad, un viaje puede verse alterado en cualquier momento  por un acontecimiento imprevisto, que puede ir desde el retraso o cancelación de un vuelo a situaciones más graves como accidentes que conlleven daños físicos y/o psíquicos. Estos accidentes pueden incluir accidentes de tráfico en vehículo particular o colectivo, caídas en los hoteles o en la calle, intoxicaciones alimentarias, etc.

Así, estas situaciones son aún más complicadas si ocurren en el extranjero, lejos de nuestro entorno familiar y social. Desde BCV Lex te ofrecemos una serie de consejos por si durante tus vacaciones has sufrido un accidente en el extranjero y quieras reclamar una indemnización por los daños sufridos.

  1. Cuáles son mis derechos en caso de un accidente en el extranjero

Como consumidor, usted tiene en condiciones normales derecho a recibir la atención debida por parte del o los prestadores del servicio, incluyendo toda la atención médica necesaria, manutención y alojamiento, etcétera (esto puede variar dependiendo del país en el que se encuentre).

Si usted contrató un seguro de viaje, verifique su contenido, ya que el mismo describirá las coberturas de las que puede beneficiarse, y que puede incluir los gastos de repatriación a España, incluso en un avión medicalizado si su estado de salud lo requiere o aconseja.

Posteriormente, y si ha sido víctima de un accidente durante su viaje de vacaciones, usted puede tener derecho a reclamar una indemnización por los daños y perjuicios contra la o las personas y/o entidades responsables del suceso, y quizá también contra sus aseguradoras. Asimismo, dependiendo de las circunstancias, es posible que dicha reclamación pueda realizarla en España o quizá deba hacerla en el país donde se produjo el accidente.

  1. Qué precauciones debo tomar si sufro un accidente en el extranjero

En primer lugar, es muy recomendable solicitar y recibir atención médica en el mismo lugar de los hechos. Lo que al principio puede parecer una leve lesión con el tiempo puede agravarse. Además, los responsables frecuentemente se escudan en la ausencia de estos informes para evadir su responsabilidad. Es importante pues contar con un informe médico del mismo día del accidente.

También es fundamental recopilar el mayor número de documentación posible para poder realizar una reclamación posteriormente. Hablamos de documentación tanto médica como justificantes de gastos realizados, fotografías del lugar de los hechos, informes oficiales, y cualquier otra evidencia que pueda ser útil para probar los hechos y los daños.

En efecto, y aunque habitualmente el estrés o la angustia se apoderan de nosotros en este tipo de sucesos, puede resultar muy relevante para la reclamación tomar fotos del lugar del accidente o recuperar cualquier informe o atestado que se lleve a cabo en relación a los hechos.

Si las lesiones continúan a la vuelta en el país de residencia, es fundamental acudir al médico y guardar todos los informes de cada una de las visitas médicas o de fisioterapia que se hagan.

Resulta esencial conservar cualquier tipo de factura que refleje los gastos que se han desembolsado fruto del accidente, con el fin de poder reclamarlos posteriormente (dentro de estos gastos pueden incluirse facturas de desplazamientos, pérdida de pertenencias a raíz del siniestro, facturas médicas etc.).

  1. Consulte con un abogado experto y evite contactos con los adversarios

Se podrá efectuar una  reclamación indemnizatoria cuando se pueda demostrar que existe una responsabilidad. Es por ello necesario que un abogado habituado a tratar este tipo de asuntos, que muchas veces son complejos por la colisión de sistemas jurídicos de distintos países, estudie su caso en detalle para saber si puede reclamar y, sobre todo, cómo debe hacerlo.

Es recomendable evitar todo contacto con la parte potencialmente responsable y/o sus aseguradores, puesto que pueden por una parte obtener de usted información que luego utilicen en su contra, o pueden incluso hacerle firmar documentos de renuncia a cambio de sumas muy inferiores a las que legalmente podrían corresponderle.

En definitiva, en caso de un accidente de esta naturaleza, asegúrese de ser atendido médicamente lo antes posible, conserve toda la documentación que le sea posible y consulte cuento antes con un abogado experto en este tipo de sucesos.

Esther Abellán
Abogada en BCV Lex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Search